viernes, 26 de abril de 2013

Julia Borbon

Abrazada a una almohada llena de lágrimas, se encontraba la hermosa Julia Borbon, ella nunca imaginó, la mala noticia de la que se entero por la mañana,  en la escuela, su "amigo" Juan Marcos tiene novia.  Ahora en su habitación estaba Julia sentada sobre la cama,aún con las calcetas y zapatos escolares sin quitar, una camiseta blanca de esas que usan las estudiantes bajo la blusa del uniforme, ya se había quitado la falda, pero  conservaba un short tipo bóxer que dejaba ver sus hermosas piernas, torneadas, largas y blancas.

Julia Borbon la mas sobresaliente de su clase, no dejaba de inquietarse preguntándose a ella misma y sin producir sonido alguno: ¿como a ella le podía estar pasando esto?

 Julia Borbon se levanto de la cama, una cama tamaño individual arreglada con una colcha morada,encima de la colcha un cojín en forma de corazón;  el cuarto de Julia Borbon, era pequeño, las paredes de color blanco lograban que sobresaliera el mural que la misma Julia había pintado, en una de las paredes, manera algo surrealista se dibujo a si misma y a su madre que hacia cinco años, Julia la encontró muerta al llegar de la escuela, algo que Julia aún no había superado,ante los ojos de los demás ella mostró fortaleza y todos creían que lo había tomado muy bien, su madre murió de un infarto provocado por unas pastillas para adelgazar junto con una dieta extrema. 

Julia camino dos pasos a la puerta de su habitación donde colgaba su mochila de la que saco su teléfono celular, un sencillo teléfono que realizaba las funciones básicas, es decir para lo que en un principio fue inventado el celular, llamar y contestar llamadas, marco unos cuantos números de sus amigas del colegio, pero ninguna la pudo atender después de pensarlo por un rato decidió marcarle a Juan Marcos quien estuvo con ella desde la muerte de su madre aunque la consolaba en secreto,él nunca quiso que se supiera de su relación, Julia Borbon entro al baño de su recamara,  un baño pequeño, muy reluciente y decorado con detalles que evocaban el océano  paredes azules, y un gran espejo justo enfrente de la puerta, en el que Julia Borbon se miraba y fijamente desde los pies hasta la cabeza, haciéndose preguntas como:

¿como pude hacerlo?
¿Por qué a mí?
¿no puede ser?
¿que va a decir la gente?
afirmando al final -¡soy una tonta¡ ¿cómo pude creerle?

Entonces salio al balcón de su ventana se asomo por el borde del mismo, donde vio una larga fila de vehículos que como hormigas avanzaban uno tras otro, se veían tan lejos, desde el quinceavo piso de ese edificio, y entonces dijo ahora o nunca se paro en el borde del balcón y sin pensarlo se lanzó  hacia aquella enorme fila en la que varios coches trataban de avanzar sobre el asfalto gris, se escucho un tremendo estallido Julia Borbón callo justo en la orilla de una banqueta golpeándose el cuello, fue muerte inmediata dijeron los doctores, una muerte en la que murieron  Julia, y el bebé que nunca pudo conocer la vida fuera del vientre de su madre en él que sólo estuvo tres meses.

2 comentarios:

  1. Wauu....
    Me gusto mucho, me quedo por aquí para seguir leyéndote, saludos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, trataré de publicar relatos mas seguido.

      Eliminar